ESTA SEMANA...


tienda amiga


Toda la información del
Proyecto Tienda Amiga


27 de abril de 2012

Comunicado de Toma el Metro en respuesta a la criminalización


(Fuente: http://madrid.indymedia.org/node/20396)


Ante la grotesca campaña de criminalización y represión a la que estamos asistiendo, con todo tipo de barbaridades y de informaciones falsas vertidas por el Gobierno en los medios, las personas que decidimos llevar a cabo esta acción simbólica para protestar contra el tarifazo abusivo en el Metro de Madrid hemos decidido responder:


La acción del miércoles fue un acto simbólico de protesta contra lo que constituye un auténtico robo del Metro a los madrileños, y su objetivo era manifestar que los ciudadanos no aceptamos esta subida de tarifas y estamos dispuestos a actuar para defender nuestro transporte público.

No somos un “grupo organizado y violento”, no somos “vándalos” ni “saboteadores”, somos personas libres y responsables, decididas a no aceptar que se nos siga exprimiendo y robando, y decididas a tomar la iniciativa para frenar este tarifazo, que es una agresión cruel e indefendible.

La campaña que se está volcando en los medios de comunicación para tratar de criminalizar esta protesta ha superado todos los límites de la manipulación y el engaño, con informaciones falsas y no contrastadas, y en ocasiones roza incluso el chiste. El empeño que está poniendo el Gobierno en convencer a la población de Madrid de que las personas que participaron en esta protesta van a ser castigadas de manera ejemplar, llegando incluso a hablar de penas de 5 años de prisión y sanciones de hasta 30.000€ (cuando lo cierto es que la acción que se llevó a cabo sólo está tipificada como incumplimiento leve del reglamente de Metro), sólo puede entenderse en el marco de una estrategia para atemorizar y avasallar a todas las personas que puedan estar dispuestas a disentir en esta ciudad. Es increíble que la Policía haya ido a detener a varias personas a sus casas y centros de trabajo por hacer sonar la alarma del vagón de un tren. Es ridículo oír calificar poco menos que de atentado terrorista una acción que sólo provocó unos minutos de retraso en varias líneas de Metro, y en la que no hubo ningún tipo de altercado ni la más mínima situación de violencia contra bienes ni personas. Es absurdo oír a la presidenta de la Comunidad de Madrid decir que “se ha puesto en riesgo la vida de 8.000 personas” al referirse a una acción que se llevó a cabo con los trenes parados en los andenes y con las puertas abiertas, y que no supuso el más mínimo peligro para nadie.

Protestar contra la subida abusiva de las tarifas haciendo sonar la alarma de un vagón con el tren parado no “pone en peligro la vida de los ciudadanos”, como se esfuerza el Gobierno en hacernos creer. Quienes sí ponen en peligro la vida de los ciudadanos son aquellos que están destruyendo los pocos derechos que teníamos, aquellos que nos están arrebatando la educación, que están vendiendo el sistema de salud, que nos asfixian con impuestos sobre la enfermedad, quienes hacen el despido libre, quienes nos expulsan de nuestras casas para que se las quede el banco, quienes sólo representan a quienes se benefician de nuestra precariedad, quienes con sus políticas nos están llevando a la miseria.

Pedimos disculpas a quienes llegaron tres minutos tarde a su destino por causa de esta acción pacifica; al mismo tiempo que creemos, a diferencia del Gobierno de Madrid, que las personas que viven en esta ciudad no se tragan las mentiras y las falacias amarillas de quienes acaban de subirles al doble el precio del billete con el que viajan, y que saben que el objetivo de esta acción no era molestar a los viajeros, sino demostrar que somos capaces de reaccionar para defender el derecho al transporte público.

También creemos, y de nuevo a diferencia de quienes no tienen reparos en defender una subida de tarifas como la anunciada, que los ciudadanos saben que el precio extra que nos quieren hacer pagar por el Metro no está destinado a mantener su funcionamiento, sino a garantizar que efectivamente paguemos, invirtiendo sumas astronómicas en cámaras y agentes de seguridad, a aumentar el lucro de esta empresa y a financiar campañas publicitarias millonarias, como la que hace poco inundó todos los andenes, que pretenden que estemos orgullosos de pagar una barbaridad para usar nuestro Metro; cuando lo que en realidad tenemos son los salarios más miserables de Europa, y en relación a éstos, el segundo Metro más caro del mundo.
Este gobierno parece haber confundido la época en la que le ha tocado gobernar con aquella en la que quizá le habría gustado hacerlo. Creen que pueden mandar a la policía a detener a la gente a sus casas ante cualquier mínimo atisbo de protesta contra su régimen, con un procedimiento propio de una dictadura. Creen que pueden lanzar campañas para engañar, manipular y mentir descaradamente a las personas que vivimos en esta ciudad. Creen que gobiernan para borregos y esclavos, se equivocan.

Manifestamos por último nuestra absoluta solidaridad con las personas que en estos momentos permanecen detenidas a causa de esta acción y nuestro total apoyo a las concentraciones que diversos colectivos han convocado durante el día 27 de abril para expresar el rechazo que provocan estas detenciones (por la mañana en los juzgados de Plaza de Castilla y a las 20.00 en Sol).

Instamos nuevamente a todos los habitantes de Madrid a que tomen la iniciativa y lleven a cabo las acciones que juzguen necesarias para que entre todos frenemos este tarifazo y demostremos que no nos creemos más mentiras, y que no vamos a tragar ni con este robo ni con esta represión, porque ya no podemos más.

¡NO AL TARIFAZO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario