ESTA SEMANA...


tienda amiga


Toda la información del
Proyecto Tienda Amiga


10 de mayo de 2012

10 DE MAYO DIA DE LUCHA POR LA SANIDAD - CONCENTRACIONES EN CENTROS DE SALUD Y HOSPITALES A LAS 12H


LAS ORGANIZACIONES SINDICALES MÁS REPRESENTATIVAS EN
EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD

MANIFESTAMOS

Nuestra desconfianza en que las medidas adoptadas por el Ministerio de Sanidad a través del Real Decreto-ley 16/2012 publicadas en BOE de 24 de abril, puedan generar un ahorro económico de 7.000 MM de €.

Por el contrario, sí podemos afirmar, que generan desigualdades entre la población y empeoran las condiciones laborales de todos los profesionales del Sistema Nacional de Salud.
El Sistema Nacional de Salud es el servicio mejor valorado por la ciudadanía, es uno de los sectores generadores de empleo del país, con gran calidad de profesionales y además, tiene uno de los mejores resultados de salud entre los países desarrollados.

Pese a ello y bajo la justificación de la crisis económica y de la necesidad de ahorro, se están tomando medidas que afectan a derechos básicos del ciudadano, como es el Derecho a la Salud. Un ahorro en el sector sanitario de este calado puede generar graves consecuencias en la calidad asistencial y en la atención sanitaria.

Entre estas medidas, se encuentran las que van a ahorrar en los recursos humanos del sistema, es decir en nosotros los profesionales.. Esto repercutirá directamente en los usuarios del sistema, del que todos somos acreedores, y supondrá cierre de centros, reducción de camas, de equipos, quirófanos, tratamientos…

Una de las consecuencias inmediatas será el incremento de listas de espera y la sobrecarga asistencial para los profesionales que tendrán que redoblar esfuerzos por menor retribución.

Las medidas adoptadas por el Gobierno van a impedir el acceso a la tarjeta sanitaria a un importante número de inmigrantes que viven en nuestro país. Esto supone un incumplimiento del mandato constitucional de que los poderes públicos deben garantizar la salud para el conjunto de la población. Además, esta insolidaridad tendrá efectos negativos en la salud pública e incrementará los gastos sanitarios de todos los españoles.

De igual manera, lo más preocupante es el anuncio del Gobierno de una nueva Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud, que quedará dividida en tres niveles: la financiada, la que se realiza con “repago” es decir, con aportación del usuario y la que será exclusivamente de pago.

Este es uno de los principales riesgos para el sistema, que queda quebrado en su esencia de sistema público y universal como lo hemos conocido hasta ahora y como lo regula la Constitución y la Ley General de Sanidad.

Rechazamos las medidas del Gobiernos de copagos y repagos porque recaen sobre los más débiles: los más enfermos y los más mayores.

Por primera vez en nuestra democracia, 8 millones de pensionistas participarán en el copago farmacéutico y se incrementará la aportación de la mayoría de los usuarios. Las consecuencias serán inmediatas y los pensionistas con menos ingresos y dolencias crónicas dejarán de acudir a las consultas de Atención Primaria, aumentando los riesgos para su salud e incrementando los gastos de hospitalización.

Rechazamos los presupuestos del ahorro en necesidades básicas y los recortes adicionales en sanidad porque nos afecta a todos, y la Salud no puede ser objeto de mercadeo.

Las organizaciones Sindicales mayoritarias en el Sistema Nacional de Salud creemos firmemente que existe otra manera de salir de la crisis.

Por ello proponemos:

1. Que se incrementen y mejoren los servicios públicos sanitarios del Sistema Nacional de Salud porque está en juego la Salud Pública.

2. Que se reforme la gestión del sistema de manera orientada a una óptima eficiencia y efectividad en la atención sanitaria, sin que se tomen medidas estrictamente económicas que recaigan en los usuarios y en los profesionales.

3. Que se proteja y se cuide a los profesionales sanitarios que son la fuente principal de excelencia del sistema.

4. Que haya consenso, mediante el diálogo y la negociación, con los interlocutores sociales que representamos a los profesionales y que no se tomen medidas por Real Decreto-ley que afectan a los derechos básicos de todos.

5. Que se apueste por la coordinación entre el sector sanitario y sociosanitario, y se realice mayor inversión en Atención Primaria, porque ello generará un ahorro a medio plazo en todo el sistema.

CON LA SANIDAD NO SE JUEGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario