ESTA SEMANA...


tienda amiga


Toda la información del
Proyecto Tienda Amiga


8 de diciembre de 2013

EL CORTE INGLÉS NO PERMITE RECOGER LA ACEITUNA DE SUS OLIVARES

Para asombro, o no, de cualquiera, en esta ciudad a veces es complicado incluso recoger frutos que surgen libremente de los árboles; monopolio, al parecer, de grandes superficies. 

Ha llegado a nuestros oídos que varios vecinos y vecinas, en distintos días, han acostumbrado acercarse a los terrenos del Gigante Corte Inglés, a recoger las aceitunas -peligrosas aceitunas- que crecían en sus más de 10 olivos. En principio todo fue bien, hasta que los miembros de seguridad del Corte Inglés alcalaíno llamaron la atención de los vecinos, pidiéndoles -de buenas maneras, todo hay que decirlo- que el Corte Inglés no permitía la recogida de la aceituna de sus olivos. El Corte Inglés, prefería que se comprasen; el Corte Inglés, prefería que cayesen simplemente al suelo; aceitunas en perfectas condiciones. 

No es de extrañar, realmente, su posición, ya que no entienden que podemos recoger, siempre entendiendo el entorno que nos rodea, sin dañar otras especies, otros ecosistemas, etc., aquello que en la naturaleza crece -como hacen otros animales-. Coger una aceituna dentro del recinto del Corte Inglés, aparece reprimido -con su Guardia Personal, al menos respetuosa-; se trata de más o menos como un robo -sin serlo-. Se acusa a la gente por aprovechar lo que hay, en vez de entrar en el recinto interior de la Superficie a comprar unas aceitunas venidas de muy lejos, a cientos de kilómetros de nuestra ciudad. 

Olivares abandonados por toda la Alcarria, y nosotros y nosotras como "incapaces", nos refugiamos en las murallas -amuralladas- del Corte, del Corte de Mangas. La Manga Ancha que todo lo puede: La que impide recoger unas aceitunas. 


Denunciamos, pues, la política en todos sus vértices y dimensiones que lleva a cabo El Corte Inglés. Nos solidarizamos con la peligrosa vecindad alcalaína que se atreve a entrar en ese estupefaciente en forma de "mercado total", de "hiper"-mercado que es el Corte Inglés, a recoger unas asesinas aceitunas; a la vez que condenamos y exigimos al Corte Inglés su cambio de políticas en este sentido. 

Esos olivos no están en venta. Y convocamos a la vecindad alcalaína y de alrededores, a que el próximo año, en la recogida de la aceituna, vayamos tranquilamente a recoger y hacer común esas ricas olivas que nos proporciona nuestra tierra alcalaína. 

GT Recuperando Nuestros Espacios



No hay comentarios:

Publicar un comentario