ESTA SEMANA...


tienda amiga


Toda la información del
Proyecto Tienda Amiga


31 de mayo de 2011

UN DOMINGO DE SOL 29-05-2011 (CARLOS)



Las personas que fuimos a la Puerta del Sol el pasado domingo 29 de mayo quedamos grátamente sorprendidas por las dimensiones y el grado de organización de este nuestro movimiento 15M. Entre otras cuestiones, la convocatoria se realizó con el fin de conectar las aproximadamente 140 asambleas que a lo largo de las 2 últimas semanas se han constituído en distintos puntos de la Comunidad de Madrid. En total, decenas de miles de personas con ganas de cambiar las cosas, pero también con disposición a hacerlo, como se está demostrando. Pone los pelos de punta comprobar que a lo largo y ancho de nuestra geografía se repiten prácticamente a la vez las mismas frases, los mismos gestos, las mismas actividades... Todas ellas representativas de una indignación que permanecía latente en nuestro interior y que hemos decidido sacar no sólo para que deje de hacernos daño, sino también para intentar evitárselo a los que vienen detrás. Esta convergencia (en formas y fondo) me hace pensar que todo esto es VERDADERO.
Pero volvamos a Sol, que al fin y al cabo es sobre lo que me han pedido que escriba. Allí fuimos la comitiva de Alcalá a presentarnos, a decir que existimos como movimiento, como asamblea, como acampada... Todo ello traducido por la organización al lenguaje de sordos y grabado por decenas de cámaras. Allí fuimos a comunicar nuestra adhesión al movimiento global y también a decir que hacemos uso de cierta independencia. Dos minutos no dan para más y fueron muy energizantes los aplausos y ánimos de todos los allí congregados, que quiero transmitiros a cuantos estáis leyendo esto.
Me sorprendió que la mayoría de esas 140 asambleas eran de muy reciente constitución (algunas tenían menos de 24h, como la de Hoyo de Manzanares), mientras que en Alcalá llevamos realizándolas desde el 18 de mayo. Otra diferencia es que en muchos sitios no se han realizado asambleas diariamente, sino puntualmente. Me da la sensación, por tanto, que en Alcalá el movimiento está más avanzado que en muchas otras localidades, a pesar de que sabemos que nos queda mucho camino que recorrer y muchos aspectos que mejorar.
Antes de regresar a Alcalá, me di una vuelta por la acampada de Sol (recomendable si es que no lo habéis hecho ya): carteles más que creativos ("¿Dónde estabas el 15M? Ahora o nunca" o "Las putas de Sol insistimos: los políticos no son nuestros hijos"), biblioteca, "restaurante", puntos de información de cada grupo de trabajo... ¡hasta un huerto con riego por goteo rodeando la fuente!
En fin, ánimo a tod@s, pienso que esto sólo acaba de empezar.
Carlos.